Testimonios de violencias



Butler toma como referencia a Foucault para referirse al testimonio como un “discurso valiente” como traducción de parresía. Durante las lecciones impartidas en 1983 en la Universidad de California en Berkeley, Foucault explica que “puede decirse que alguien emplea la parresía y merece consideración como parresiastés solo si decir la verdad entraña un peligro o un riesgo para él o ella” (Butler, 2020). En el caso de las testimoniantes, todas me han indicado que los testimonios les causaron ansiedad por la manera en que ellas tuvieron que exponerse, unas fueron expulsadas de las organizaciones donde activaban (agrupaciones de ateos y veganos) y otras recibieron calificativos negativos contra su persona e incluso más acoso al hacerlo público.

Butler continúa: “No es necesario que ponga en peligro su vida para hablar así, con valentía, como parresiastés , pero se asume cierto riesgo, y eso indica que no solo habla desde el convencimiento, sino que al hacerlo actúa guiándose por la valentía” (2020, p. 4) Entonces encontramos dos discursos, uno disciplinario y otro valiente que se enfrentan en medios digitales y legales. Siendo los legales los que no han generado resultados positivos, pero que de manera colectiva como son los casos que usan el hashtaga #MeToo y otros testimonios o denuncias, “ejercicio de la libertad de expresión en un asunto plural, una ocasión para la solidaridad y la resistencia”. (Butler, 2020).

Related Post