Para educar a los demás



Retomando lo que sugiere Hofmann como pedagogía feminista, los testimonios también son una oportunidad para educar (o reeducar) a las personas (en su mayoría hombres) para que vean lo que pasan muchas mujeres diariamente y que del ámbito social físico ha pasado al ambito digital.

“Para mí está claro por qué me sirvió a mí y para que otras personas que me escribieran para apoyarme o para cuestionar mi demanda virtual, no tenía porqué hacerlo, pero creo que igual les di el motivo y la gran mayoría fue como ‘Si, tienes razón, no lo había pensado por ese lado’ y yo lo tomaba como que reeducar y que se cuestionen, porque a veces lo ves tan lejano, como les pasaba a mis contactos que decían ‘Pero esas cosas pasan, lo bloqueas y ya no pasa nada’, pero cuando les pasa a tus amigas cercanas, a tu familia y recién dices ‘No, eso es peligroso’, entonces sí sirvió en ese aspecto para mí hacer la demanda.” (L. Reyes, entrevista por Zoom, 31 de mayo del 2020).

Related Post